en tiempospos(t)modernos

Amour, la ausencia

Una mirada, lenta, implacable, tierna, al amor que habita en la frontera con la muerte, la disolución del sujeto. Ella muere porque ya ha sumado todas las pérdidas, todas las ausencias. Hasta ese hilo que la mantiene unida a la vida llega una suave y sostenida, heroica, brisa de amor incondicional que sin embargo es insuficiente.
La ausencia de juventud, de salud, de fuerza, de autonomía. Queda la dependencia: de la tecnología, de la medicina, de los demás. Que además sirve de tan poco. Queda la soledad compartida, esta forma de amor desnudado de sexo y gratificaciones. Incluso comer es un fastidio.
No hay sitio en nuestra vida para los viejos enfermos, a los que ni siquiera salva la cultura o el arte. El piano de ella, los cuadros de la casa, las lecturas de él, los libros. No hay sitio para la decadencia, no hay discurso para elaborar la descomposición del cuerpo. Queda la reclusión (el asilo, la residencia), la externalización (enfermeras a tiempo parcial o completo), el suicidio más o menos asistido, el homicidio por amor, por agotamiento.

Amour (2012), ficha en FilmAffinity

deja tu comentario

Comentario