en críticas, mipapámemima

Boyhood, ¿y esto era todo?

No repetiré los muchos elogios a una peli tan original (por aquello de rodar el paso del tiempo en tiempo real, valga la redundancia: 12 años desfilando en dos horas mágicas) y emocionante/emocionada, estos personajes que se cuelan en nuestras conversaciones y recuerdos, acompañándonos. La relación de Mason (qué chico tan encantador) con su padre. La hermana con la autoestima por las nubes.
BOYHOOD
De Boyhood, dos o tres meses después de verla, me queda la frase de asombro y decepción de la madre al contemplar un triunfo tan trabajado. Años de lucha con final feliz, más porque se trata de un éxito familiar, profesional, económico. Una historia de reconciliación por dentro y superación por fuera, ¿quién da más? Una carrera de obstáculos encarnados en parejas agresivas igualmente superadas.
Y ella preguntando, preguntándose “¿Y esto era todo?” Qué maravilla. Porque hay que sufrir y callar y seguir para al fin poder tocar esta nadidad de la existencia.
Esta epifanía que nos enfrenta con la muerte. Sin lágrimas. Esto fue todo. Una vida maravillosa que se deshace en silencio, el sentido de la vida.

deja tu comentario

Comentario