en despuesdegoogle

Cómo acelerar la velocidad de carga de tu página web o blog en WordPress

Además de las reglas básicas:
1. Usar una plantilla minimalista
2. Reducir scripts y plugins
3. Optimizar imágenes

puedes afinar otros componentes. Por ejemplo:
1. Activar un sistema de caché. En WordPress los dos plugins más referenciados son W3 Total Cache y WP Super Cache. Configurarlos no es tarea simple, a ver si otro día me animo a escribir sobre el tema. Otra posibilidad es activar CloudFlare, que además hace de proxy HTTP, aunque exige usar sus DNS.
2. Minificar el código. Puede hacerse desde estos plugins u otros específicos. La activación de estos plugins puede dar lugar a efectos indeseados, incluso a que se bloquee el sitio. Algunos escriben en .htaccess o wp-config.php. No está de más hacer copias de seguridad y tener claro qué se está modificando para poder volver atrás y deshacer los cambios.
3. Optimizar el código: CSS arriba y JavaScript debajo, unificar scripts en uno solo, reducir las llamadas a scripts (si no son largos pueden incluirse en el código HTML)
4. Activar un CDN, o sea un sistema de redistribución de contenido para aligerar la carga de nuestro servidor. De esta forma la carga se reparte entre el nuestro y aquel que hayamos contratado para esta labor. Los más conocidos son CloudFront de Amazon y MaxCDN, ambos de pago. Los dos se integran en WordPress desde los plugins W3 Total Cache y WP Super Cache, aunque hay otros específicos, que permiten su gestión.

La velocidad de carga tiene que ver con el tamaño de nuestra web pero también con las prestaciones físicas del servidor contratado. La respuesta de un servidor que corra con discos SSD será más rápida que la de un disco convencional. También el software del servidor: PHP 7 es más rápido que PHP 5.x.

Para comprobar la salud de nuestra velocidad de carga existen sitios como Pingdom, GTmetrix, WebPageTest o Google PageSpeed. Cada uno de estos sitios devuelve además información sobre las posibles causas de un rendimiento deficiente así como orientaciones para solucionarlo.
Rastrear estas indicaciones puede convertirse en un ejercicio que nos distraiga del principal objetivo: ser útil o comercial según los casos, o simplemente disfrutar y aprender publicando. Durante unos días he estado trasteando y he conseguido mejorar los tiempos de carga y por tanto las calificaciones. Dejo aquí una muestra:
gtmetrix

pagespeed2

pingdom

webtest

Está bien tener un sitio que cargue en menos de 1 segundo o que obtenga una puntuación de 90 o más sobre 100. Pero este axioma casi académico (“un visitante abandona un sitio que tarda más de 2 segundos en cargarse”) no se corresponde con la realidad. Prueba tú mismo, verificando los tiempos de carga de los sitios más populares o que consultas habitualmente: te encontrarás de todo.

Después de haber toqueteado parámetros y activado y probado plugins, lo he desactivado todo incluido CloudFront. Tampoco la diferencia es tan grande

deja tu comentario

Comentario