en tiempospos(t)modernos

Duopolios, un mundo bipolar

duo
La casualidad ha querido que se juegue el Barça-Madrid el mismo día en que se celebran las elecciones Chávez-Capriles. También en EEUU está en marcha la contienda Obama-Romney y por poco que uno eche un vistazo a su alrededor descubre un mundo de antinomias, una realidad dividida en dos. Las dos Españas de Machado, Coca versus Pepsi. O estás conmigo o contra mí, no parecen posibles las terceras vías, las alternativas. Eso que en política se llama partido bisagra. Lo fue UM pero ya ven cómo acabó.

Las personas estamos hechas de una pasta binaria: derecha o izquierda. Por eso cuando hay que encargar menú la pregunta clave es carne o pescado. Blanco-negro. La escala de grises queda para el fotógrafo friki, y las sutilezas de la argumentación se reservan para el plasta de turno.
En cuestión de descendencia siempre ha tenido muy buena prensa la parejita, y son famosas las asociaciones bifrontes: Felipe-Guerra o Nixon-Kissinger. Cuestión de economía: toda una inmensidad reducida a un dúo, que en todo caso puede multiplicarse también por dos. Extrema derecha y extrema izquierda.

Pero nos cuesta aceptar esquemas impares. Los tríos afectivos son aventuras pasajeras, tal vez porque todavía nos puede el gen maniqueísta, ese que desde pequeños y con ayuda del cine nos enseña a clasificar a los personajes en buenos y malos. Relaciones bilaterales en las que el amor es intercambiable con el odio. No importa que desapareciese el comunismo como alternativa o que nos vendan las bondades del multilateralismo.
O eres de Messi o de CR7

Imagen: Art4trisquel

deja tu comentario

Comentario