en despuesdegoogle, tiempospos(t)modernos

El muro interminable sustituye a la página web

laberinto
Si consultas tu cuenta de Twitter o Facebook ya vives en esta nueva dimensión de la web, no estrenada oficialmente ni saludada como cambio fundamental aunque afecta tanto a la presentación (la página acotada desaparece como unidad para transformarse en lienzo sin fin) como sobre todo a la epistemología de la lectura.
Nuevo patrón sicológico, que va más allá del cambio que supone el eReader y los eBokks respecto al libro físico de toda la vida. Si el formato electrónico elimina la experiencia sensorial (no tocas ni hueles las páginas, no ves el tamaño), el muro interminable de Twitter, Facebook, Google Imágenes, Pinterest y otros servicios sustituyen la experiencia estructurada (de la página del libro físico pero también de la página web de cualquier sitio o blog) en un continuum sin principio organizador ni jerárquico.
Intuyo que este nuevo formato de presentación y navegación va a extenderse, imponiendo una forma distinta de consulta y lectura. Más libre y descomprometida, más light: más postmoderna.
Más azar y menos lógica: lectores orientados a la contemplación socializable a través de un hilo conductor decidido más por el receptor que el emisor, más orientado al consumo visual que al análisis.
La fascinación en lugar de la discriminación. El cliente siempre tiene razón.

Ilustración: Slavomir Valigursky

deja tu comentario

Comentario