en quevienenloschinos

Fútbol 2.0: del Oviedo a Iniesta

AUMENTO DE CAPITAL DEL REAL OVIEDO accionistas fotografia de LUISMA MURIAS
El fútbol televisivo de los últimos años: otra versión de la misma deriva financiera que forzó el boom inmobiliario y finalmente nos ha dejado sin trabajo ni pensiones. No se trata del esquema Ponzi que sustentó la estafa de Madoff (50.000 millones de dólares fundidos en pleno Wall Street) sino algo todavía más simple: el negocio de la gallina de los huevos de oro.
Explotar el filón por encima de sus posibilidades, con la complicidad de políticos, empresarios y banqueros. Hoy, con Jesús Gil (At. Madrid) o Manuel Ruiz de Lopera (Betis), procesados y condenados por fraude, sabemos que más de 21 de las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) de Primera y Segunda División se han tenido que acoger al concurso de acreedores o que la deuda de los clubes de fútbol español de primera división supera los 3.530 millones de euros: cantidades astronómicas que seguramente, como está pasando con el agujero negro bancario, tendremos que pagar entre todos: para eso están los funcionarios, el IVA y los pensionistas.

Y como pasa en la sociedad civil, también en el fútbol hay víctimas: equipos como el Málaga (propiedad del jeque catarí Al Thani. Ha sido multado con 200.000 euros y la exclusión de campeonatos de la UEFA por acumulación de deudas) o el Racing (controlado por el indio Ahsan Alí Syedo, enfrentado a la masa social) han perdido identidad. Otros, como el Hércules o el Elche, están a punto de ser “nacionalizados” como ha pasado con tantas cajas e ahorro, al ejecutarse las deudas contraídas temerariamente con la extinta CAM.

Hay damnificados pero también brotes de solidaridad como sucede en la vida real. Organizaciones que intentan detener desahucios futbolísticos, aprovechando el carácter viral de la web 2.0. El Real Oviedo (en primera división en 2001 después de 13 años de permanencia, pero en caída libre desde entonces por una gestión nefasta) está en camino de salvarse de la desaparición gracias a la campaña #SOSRealOviedo lanzada en Twitter por Sid Lowe, corresponsal en España del diario británico The Guardian, las consiguientes donaciones provenientes de más de 200 países, el apoyo de famosos (Raúl, Mata, Cazorla, Alejandro Sanz, Fernando Alonso, Melendi…) y ciudadanos que han comprado masivamente acciones a 10,75 euros cada una. Así, hasta que Carlos Slim ha invertido dos millones convirtiéndose en el mayor accionista del club. Final feliz con broma de por medio.
El Albacete, otro histórico en crisis, no ha necesitado de la suscripción popular. La ampliación de capital ha contado con un postor de excepción: el novio de España (Andrés Iniesta, ¿quién si no?) ha comprado 7.000 acciones: 420.000 euros por amor a su tierra.

Imagen: Seguidores del Real Oviedo suscriben acciones del club asturiano. Luis Murias (El Periódico)

deja tu comentario

Comentario