en despuesdegoogle, tiempospos(t)modernos

Google compite contra el envejecimiento y la muerte

Hablemos de Arthur D. Levinson, doctor en bioquímica y microbiología. Presidente de Genentech, empresa líder mundial en biotecnología. Hasta aquí normal. Pero Levinson es también director corporativo de Google, división de biotecnología. Uau. No acaba aquí: Levinson es presidente delegado de Apple: el sucesor de Steve Jobs. Y hasta hace nada era uno de los jefes de Roche, la farmacéutica suiza que encabeza la comercialización de “medicamentos y técnicas diagnósticas innovadores que ayuden a los pacientes a vivir más y mejor” y que compró hace unos años Genentech para dominar el mercado de la eterna juventud.
Ahora Levinson ha dejado Roche para centrarse en el proyecto de Google, cuestión de incompatibilidad. Google creó Calico en 2013 junto a Abbvie, le ha inyectado 1.500 millones de dólares y ha puesto a Levinson al frente del proyecto. Tecnología punta para una demanda emergente: el antienvejecimiento. Un negocio en manos de un ex de Roche que preside Apple y trabaja para Google. Casi nada.

Esto es lo que tiene Google: no para de abrir (y si es necesario cerrar) plataformas y servicios de todo tipo. Google Health, aquel ambiciosísimo proyecto que permitía al usuario tener todo su historial médico en la nube, fracasó. Lo mismo Powermeter, herramienta para la gestión del consumo energético doméstico. No importa, Google vuelve.

deja tu comentario

Comentario