en más o menos, tiempospos(t)modernos

Los descendientes: cursilería de diseño

los-descendientes
Menuda decepción la que nos llevamos Irina y yo viendo esta tan promocionada película. Que si los Oscar, que si el papelazo de Clooney, que si la sensibilidad, que si todas las críticas la ponen por las nubes.
El arranque es bueno. En un pis pas nos meten en la historia, en el mundo flotante de Hawai tan postmoderno: todo es un pastiche light. La esposa en coma, las hijas rebotadas, la venta del último reducto natural de la isla. Chirrían los diálogos y seguramente alguna escena: la extraña sensación de estar frente a un film que quizás es bueno (original, sutil, con un lenguaje o un registro propio que todavía no hemos pillado y tiene que ver con una intención paródica también muy postmoderna) o quizás es un bodrio repleto de tópicos. Ejemplo: la hija borracha.
En fin, que el argumento avanza a trompicones y la ambigüedad se convierte en una constante. ¿Qué hace el amigo/novio de la hija en este embrollo?.
Hasta que uno se abandona y se entrega a la lógica de lo que vaya llegando. El director nos conduce con (falsa) naturalidad a través de un viaje absurdo contado con cierta gracia aunque con pretensiones. Las que se me escapan, pero ya no me importa.
Y llego al final, sin enfadarme ni con ganas de aclararme. Se acabó, es todo.

¿Es todo lo que quería decir? Añado esto, aunque con desgana:
1. Colección de tópicos muy de moda: el padre soltero desbordado, el yuppie que ve la luz, el Alhzeimer, el paraíso perdido
2. Mala interpretación. George Clooney haciendo de adulto en proceso de maduración: inexpresivo y plano.
3. ¿Lo de Hawai engancha con el efecto Obama?
4. El amante, un tontorrón de mucho cuidado. En realidad toda la película tiende a este registro tonto. Por tanto, ¿personaje icónico por su insustancialidad?
5. Personajes mal dibujados. No se saca ningún partido de los abuelos ni de los primos.
6. Reportaje de agencia turística. Empalagoso, aunque sin pasarse.

PD: Después de publicar esto, leo el comentario de Irina, que coincide en algunos puntos. Muy interesante su lectura desde una perspectiva femenina|feminista

deja tu comentario

Comentario