en más o menos

Millennium según Hollywood

millennium2011
Dirigida nada menos que por David Fincher (Alien 3, Seven, El club de la lucha, El extraño caso de Benjamin Button y la reciente La red social sobre el creador de Facebook): todo un experto en tramas fuertes y películas de ritmo brioso.
No falta pues músculo y nervio en esta versión de la novela de Stieg Larsson. Mejor dicho, de la película sueca dirigida por Niels Arden Oplev.
En esto son buenos los norteamericanos: esperan que los europeos creen el imaginario para después llegar ellos a colonizarlo. La película de Fincher aprovecha todo el decorado y aún el casting (Blomkvist, Salander y Henrik y Martin Wagner tienen un aire parecido en ambas películas) para edificar sobre este plano un historia más contundente que la original. La película de Fincher es más didáctica y más entretenida: está mejor contada.
Por lo demás, el desarrollo de la trama, el retrato de las cloacas de la socialdemocracia sueca y el eco romántico que late bajo la aventura son réplicas de la película anterior, de nuevo rodadas con mejor dominio del lenguaje del thriller. En este remake hay una mejor presentación de los niveles de análisis social e investigación policial, un retrato más acabado de este panorama desolador que es el sadismo nazi latente en la Suecia actual (el frío del paisaje se nos entra en el cuerpo al empezar la película con mayor violencia que en la película sueca), aún a costa de recortar escenas y personajes secundarios.
Por ejemplo, decepcionante la aportación de Robin Wright en el papel de Cecilia, y totalmente irreconocible el personaje de Cecilia.

deja tu comentario

Comentario