en Uncategorized

Nativos digitales, inmigrantes digitales

El término nativos digitales nos suena. Estos niñatos que cambian la tarjeta del móvil o que copian la agenda de contactos por Bluetooth ante el asombro de sus papás. Vale, quizás no saben programar ni usar el terminal de Linux pero tienen una capacidad multitarea (escuchan música mientras actualizan el Facebook y miran la tele) que sus mayores consideran dispersión. Los nativos digitales son intuitivos y rápidos (también, ay, fugaces y líquidos), rehúyen del manual de instrucciones que necesitan las personas analógicas para enfrentarse a cualquier nuevo dispositivo.
Me gusta el término inmigrantes digitales para referirse a los recién llegados a las nuevas (sic) tecnologías, que se esfuerzan por estar al día en informática y se aplican en el estudio y la práctica de las herramientas digitales. No es su lenguaje materno y se les nota en el apego a idiomas y recursos predigitales (por ejemplo, suelen ser incapaces de introducir un nuevo contacto mientras hablan por el móvil: prefieren sacar papel y boli para introducirlo después) pero han llegado el nuevo territorio con ganas de integrarse.

Desde un punto de vista profesional este escenario plantea un dilema en principio irresoluble: ¿cómo los actuales profesores, la mayoría analfabetos o en todo caso inmigrantes digitales, pueden enseñar, orientar, guiar, estimular, motivar… a sus alumnos, la gran mayoría nativos digitales?
¿Un profesor español que ha estudiado Filología Inglesa en la Universidad de su ciudad podría dar clases de Bachillerato a alumnos ingleses nativos? La respuesta es sí: el sistema escolar permite y bendice tales incongruencias.

Ah, el creador de los términos nativos digitales e inmigrantes digitales es Marc Prensky, de quien la editorial SM acaba de publicar Enseñar a nativos digitales (también en formato ebook)

deja tu comentario

Comentario

  1. I no habria algún libro no E-Ebook para inmigrantes digitales? Porque para limpiar un poco el PC me las veo ”
    negras” con tantas comillas puntos y rayas signos, etc. Mi PC tiene tanta paciéncia como yo, yo aun no lo he echado por la ventana, ni el me ha dejado colgada.