en cosas

Niñas de 5 años, pin-ups en la portada de Vogue

Vogue
Conozco algunas mujeres que se pirran por llevar a sus hijos pequeños a castings. Les hace ilusión que aparezcan en pequeños reportajes publicitarios, elevados a la categoría de icono mediático.
Paradójico: mientras se aplica un estricto código deontológico en los medios a la hora de publicar imágenes de niños (tanto da que sean hijos de famosos como no; las mismas escuelas están obligadas a recabar la autorización parental para mostrar en la revista o la web escolar fotos de los alumnos: el derecho a la imagen es sagrado en la infancia), resulta que los catálogos de prendas infantiles están plagados de niñitos y niñitas exhibiéndose.
Algo así es lo que ha hecho la revista de moda Vogue, solo que tiñendo a las 3 niñas de esta pátina entre sofisticada y sensual que la caracteriza. Y se ha montado la polémica. La opinión popular se escandaliza ante lo que considera pornografía encubierta o incitación a la explotación sexual de los más pequeños.
Nada sabemos sin embargo de las madres (y los padres, si es que tuvieron que ver en el caso) de estas niñas entre 5 y 7 años convertidas por el fotógrafo Sharif Hamza en Lolitas de lujo, disfrazadas de Versace, Lanvin, Yves Saint Laurent, Bulgari, Boucheron, Van Cleef & Arpels, Balmain y Louboutin.

deja tu comentario

Comentario