en despuesdegoogle

Pero, ¿qué digo en tantas redes diferentes?

Empecé el blog despues de google en 2006 y después abrí otros (mi papa me mima, diario de un profe, más o menos, que vienen los chinos), y me di de alta en redes sociales (Flickr, Facebook, Twitter, YouTube, Linkedin, Google+, Diaspora) También en Foursquare, Instagram, Edmodo, redAlumnos. Etcétera.
Demasiado ruido. Para poder atender tantos frentes abiertos, un montón de aplicaciones (para esto existe la informática: para delegar y automatizar nuestros esfuerzos) replican mensajes y actualizaciones, de forma que se repiten clonados en distintas redes: buena parte del tráfico en redes es artificial, pura inflación. Por no hablar de usuarios zombies, cuentas que llevan sin actualizarse meses pero mantienen vivas las estadísticas. El baile de followers. O de los usuarios más intrusivos, que se abren dos o más cuentas entre las que intercambian mensajes y enlaces.
Durante un tiempo replicaba los posts de despues de google en Twitter o Facebook, pero hoy (no sé mañana) este sistema de republicación me parece un abuso. Una forma publicitaria de ocupar espacios que tienden a homogeneizarse.
Ahora he descontinuado el blog fundacional y lo he refundido con los otros cuatro que fui abriendo y el resultado es este: tiempos pos(t)modernos, que centraliza los diferentes intereses que me empujan a publicar. Sigo teniendo el problema de delimitar el contenido de cada una de las fuentes que mantengo, una tarea que curiosamente genera poca literatura en Internet.
¿Qué uso específico puede|debe darse a cada red? Entre lo poco que he encontrado, me quedo con el aporte de @martinvars: “Google+ is university, Twitter is work, Facebook is vacation and Tumblr is art”
Me gusta lo de Facebook como vacaciones. En mi caso, destino la cuenta personal al ámbito más familiar e informal, compartido con gente que conozco de primera, segunda o tercera mano. La página de tiempospostmodernos recoge fotos, vídeos y enlaces relacionados con la temática del blog. En Twitter apenas conozco a mis seguidores ni a quienes sigo, allí descubro y comparto noticias y opiniones en un flujo informativo paralelo al de otras fuentes informativas estándar.
Diaspora (¿sigue viva esta red?) y Google+ están en observación, esperando su oportunidad. Y Linkedin y Tuenti me avisan cada 3 o 4 meses cuando un nuevo contacto solicita amistad.
En cuanto a Tumblr (abandonado durante dos o tres años) lo he retomado como pequeña licencia, donde derivo imágenes y vídeos que hasta ahora colgaba en la página de Facebook.

Acabo con un pequeño resumen (que de paso me está sirviendo como mapa de mi actividad virtual):
1. Este blog: pensamientos, análisis, opiniones. ¿No era esto la blogosfera antes de sucumbir al frenesí vertiginoso de las redes?
2. Facebook: cuenta personal (@emiligene) y página (@tiempospostmodernos) que recoge álbumes de imágenes y enlaces, algo así como depósito salvado del filtro de la fugacidad.
3. Twitter (@emiligenevila): píldoras de tecnología, política, economía, actualidad.
4. Tumblr (tiempospos(t)modernos): fotos, vídeos, carteles. Lo bizarro, geek, WTF.

deja tu comentario

Comentario