en opinión, telele

Pilar Rubio, OT y la telebasura que remite

pilar rubio OT
Operación Triunfo / Telecinco

Se acaba el boom de la telebasura, o al menos de su versión más ruin, la del grito, la lágrima y el chafardeo, aquella que ha generado decenas de programas y centenares de personajes famosos en los últimos años. Basta fijarse en que apenas aparecen nuevos proyectos ni saltan al candelabro (ex-amante del Berlusconi andaluz dixit) nuevos rostros, al menos con la generosidad de antes. No ha vuelto Sardá, Kiko no se ha suicidado y DEC ha optado por jubilarse para dar paso a una serie de fabricación propia. Menos programas rosa y más series, esta es la tendencia en la programación actual, en la que sobreviven unas madonnas (de Ana Rosa a la Campos) sin relevo. Lo de la Operación Triunfo forma parte de este escenario: la belleza deslumbrante de la nueva presentadora (recuérdese: la mujer más deseada por los españoles, según estadísticas del año pasado) se ha hundido con una fórmula que no puede competir con la carne fresca de Gran Hermano, servida por la Milá, otra incombustible sin sucesión. Se va antes de hora, como ya se ha retirado Gran Hermano de los canales de otros países. Más series: la evasión sobre la crispación.

Artículo publicado en Ultima Hora (21-02-11)

deja tu comentario

Comentario