en tiempospos(t)modernos

Post Disney

Tammam Azzam Walt Disney Siria
Del Disney heroico (hecho a sí mismo, creador de un imperio, amigo de los niños) al Disney turbio (disléxico, maltratado durante su infancia por su padre, anticomunista y antisindicalista feroz, agente del FBI, incluso colaboracionista con los nazis como Henry Ford…).
Pero todavía nos queda otro Disney, el postmoderno: Disneylandia sometida a la revisión iconoclasta de la ilustración actual basada en el remix pop más ecléctico. El imaginario del mago transformado en escenario lúbrico (ninguna novedad: Blancanieves y los siete enanitos han despertado infinidad de versiones más o menos porno), frívolo (un rasgo subrayado en la a punto de estreno Saving Mr Banks), crítico (Tammam Azzam usa iconografía de Disney para radiografiar la masacre siria) e incluso satánico.

De entre la montaña de versiones irreverentes del universo Disney me quedo con las de José Rodolfo Loaiza Ontiveros y su galería Disasterland:
Dalmations

http://t.co/0Cupb51tVz

deja tu comentario

Comentario