en tiempospos(t)modernos

#Pray for burkini

Francia, país laico que hace gala de su jacobinismo. Necesita recordarnos que descendemos de su Revolución, que Occidente es la Marsellesa. Mientras media Europa sigue coqueteando con anacrónicas monarquías (Gran Bretaña, Bélgica, España, países nórdicos y más), Francia exhibe la cabeza guillotinada de María Antonieta y Luis XVI. Los franceses son los putos amos, y por esto quieren demostrar al mundo que lideran la guerra internacional contra el ISIS o Boko Haram. En África o Siria. Francia es el país de lanza europeo contra el seguidista norteamericanismo de media Europa: no estuvieron en primera línea de la invasión de Irak capitaneada por Bush y sus secuaces Blair y Aznar pero ahora Hollande quiere recuperar el tiempo perdido. No hay discurso oficial más intransigente y xenófobo en Europa que los de Sarkozy o Le Pen. A por ellos, los musulmanes que quieren atentar contra el corazón de nuestra civilización.
Nada de repensar los efectos de las guerras de descolonización, de revisar las políticas de integración. Ahí están los guetosd de población árabe, criminalizados como focos de subversión social y ahora de fanatismo religioso.

La prohibición del burkini ya en una veintena de municipios franceses, perseguida policialmente y retratada públicamente para mayor escarnio ejemplarizante de las bañistas, nos muestra un Estado laico inflexible. Una mano dura intratable… contra unas cuantas mujeres en la playa. Todo el peso de la ley descargado contra el eslabón más débil de la cadena. Si no sabemos cómo neutralizar a los terroristas que escapan del asedio policial, multemos a dos o tres mujeres y mostremos el momento glorioso en que cinco policías restauran el orden simbólico en las playas libres.
Nada de perseguir y multar expresiones islamofóbicas o de asegurar el derecho a la libertad religiosa. Los musulmanes son potencialmente malos, quieren cambiar nuestras costumbres y se van a enterar. Solo hay una moral verdadera. Hace décadas toda Occidente persiguió y ridiculizó el bikini; hoy lo impone

burkini

Bonus:
El burkini y el derrumbe de Europa
Pray for Burkini

deja tu comentario

Comentario