en quevienenloschinos

Referéndum (in)constitucional

constitucion
Ya que el pueblo pinta tan poco, propongo que la reforma que pretende fijar por ley el déficit y de paso rebajar el techo autonómico sea votada en referéndum.
Mientras la renovación del Tribunal Constitucional sigue durmiendo el sueño de los justos, por primera vez se han puesto de acuerdo PP y PSOE: este cambio tranquilizaría a los mercados.

Por esto resulta de elemental sentido común convocar un referéndum entre los mercados para que estos puedan pronunciarse de forma transparente sobre la conveniencia de tal reajuste constitucional.
Con un espacio en blanco en la papeleta del voto, destinado a las sugerencias que puedan hacer sobre posibles nuevos cambios.
¿Se imaginan la cantidad de tiempo y decisiones equivocadas que nos ahorraríamos? Los líderes políticos y gobernantes de turno ya no tendrían que estar imaginando lo que de verdad necesitan los mercados para aplacar su insaciable sed de libertad para hacer negocios, porque aplicarían sus propuestas con inmediatez y eficiencia. Sin debates y otras morosidades, sin errores de apreciación.

Los políticos dejarían de ser los intermediarios de los mercados para convertirse en sus ejecutores: un modelo de gestión adaptado a los tiempos que corren.
El pueblo, mientras, seguiría los partidos de fútbol en la tele, que habría que aumentar en densidad para que cubriese los 365 días del año. Y muy importante: a partir de ahora cualquier recurso constitucional tendrá que ser resuelto por S&P o Moddy’s.

deja tu comentario

Comentario