en quevienenloschinos, tiempospos(t)modernos

Sin embargo, el mundo es más feliz que en 2007

felicidadSegún una encuesta realizada a 19.000 personas en 24 países por la consultora Ipsos y de la que se hace eco The Economist, el mundo es 3 puntos más feliz (del 74% al 77%) que en 2007, fecha de su última macroencuesta.

Indonesia, India, México, Brasil, Turquía: los cinco más felices del mundo, donde se declaran muy felices entre el 30% y el 50%. Todos ellos economías emergentes.
Entre los países con peores índices de felicidad: Italia (13%) y España (11%).
En general, Europa presenta peores resultados que el resto del mundo: un fenómeno que puede asociarse a la recesión.

Pero el dato relevante es el que muestra la disociación entre felicidad y riqueza (desmintiendo a Groucho Marx: “hay cosas más importantes que el dinero, pero son tan caras”). Latinoamérica es la zona del planeta más feliz, por encima de EEUU o Canadá.

Quienes están más deprimidos son justamente los europeos. La crisis del euro, el paro, las sombrías perspectivas de recuperación, el déficit, los recortes… toda esta cantinela que cada día nos acompaña en las radios, los periódicos y las teles, y que nos lleva a sentir que el mundo se hunde.
Nuestro eurocentrismo nos impide procesar (los árboles que tapan el bosque) el crecimiento sostenido de economías como las de China, Brasil o India.

Recuperando perspectiva: vivimos en un país sumergente (junto al resto de PIIGS) pero el pesimismo que nos envuelve no deja de ser una manifestación local dentro de un mundo que quizás se esté recomponiendo globalmente

deja tu comentario

Comentario