en tiempospos(t)modernos

Sin vacuna contra el ébola

Estallido (1995; con Dustin Hoffman), Ebola Syndrome (1996; ambientada en Hong Kong) o Alerta Ébola (2001): una secuencia cinematográfica que pierde fuelle hasta desaparecer de puro ridículo.
Algunos temas aparecen y reaparecen en el cine. El ébola se puso de moda hace dos décadas pero apenas aguantó algunos títulos, a cual peor. El imaginario norteamericano, tan propenso al catastrofismo, encontró alternativas a esta pandemia que les pillaba demasiado lejos. ¿Cuántas películas africanas o ambientadas allá ha visto usted?

Ahora regresa el virus en forma de reportaje periodístico y veremos cuánto dura. El tirón mediático de un religioso español contagiado y fallecido a pocos días de su repatriación (polémica incluida: ¿quién tiene que hacerse cargo del traslado?) atrae todo el foco que no se proyecta sobre los más de 1.000 muertos por ébola registrados en distintos países de África del Oeste (datos de la OMS a 12 de agosto)

Es el momento de las llamadas urgentes a la solidaridad, postergadas, olvidadas durante años y años. La misma OMS autoriza tratamientos experimentales, como el medicamenteo ZMApp hasta ahora solo administrado a tres infectados. Uno de ellos, el religioso Miguel Pajares, fallecido. Por cierto, esta muerte ha propiciado el desplome en Bolsa de Tekmira, la farmacéutica que comercializa el medicamento.
La industria farmacéutica (1 billón de ganancias en 2011 y un crecimiento de un 8% anual) es una de las industrias que más dinero mueve en el mundo. Lógica capitalista: no hay vacuna contra el ébola o la malaria porque no afecta a países desarrollados

deja tu comentario

Comentario

  1. Pienso que la auténtica razón para repatriar al religioso fue para hacerlo servir de conejillo de indias en un entorno bajo control (no en medio del caos que debe reinar por aquellos lares).