Spotlight: bona història, peli fluixa

Veus la peli amb indignació creixent, amb horror. És pitjor que un thriller, una crònica esgarrifosa que et commou. Per això, la peli enganxa. Entreté, si pot emprar-se aquesta paraula per referir-se a una història real que a més a més continua viva en molts indrets. Malgrat la sinceritat del Papa Francisco, l’Esglèsia és plena de pederastes actius o passius. Com es diu en el film, es tracta d’una malaltia estructural, d’una esquizofrènia sistèmica. [+]

Interestellar: hola, papá

Agujeros negros (Stephen Hawking siempre presente en nuestra cultura; investigaciones en marcha: ahora resulta que no destruyen la información que devoran), exploración del espacio más allá de Marte, decrecimiento (más bien colapsismo) o el fin inminente de recursos: tres temas tan vivos, tan inquietantes.
Además Nolan se marca una historia poderosa, a momentos hipnótica, al mejor estilo Kubrick que a mí particularmente suele parecerme excesivo. Pelín grandilocuente. Inception, megalomaníaca. Y sus Batman barrocos…
Interestellar me ha gustado. Encuentro que está muy bien contada, que mantiene la tensión narrativa. Entretiene, cautiva, emociona. [+]

Boyhood, ¿y esto era todo?

No repetiré los muchos elogios a una peli tan original (por aquello de rodar el paso del tiempo en tiempo real, valga la redundancia: 12 años desfilando en dos horas mágicas) y emocionante/emocionada, estos personajes que se cuelan en nuestras conversaciones y recuerdos, acompañándonos. La relación de Mason (qué chico tan encantador) con su padre. La hermana con la autoestima por las nubes. [+]

Agosto, mujeres fuertes y malas

Peliculón. Reparto que tira para atrás (Meryl Streep y Julia Roberts sin maquillaje). Diálogos teatrales. Retrato duro sin final feliz de una familia histriónica y liberada que celebra un reencuentro que resulta ser catártico.
Desaparece el padre, harto de cargar durante años con la presencia patológica de la esposa. [+]

Amour, la ausencia

Una mirada, lenta, implacable, tierna, al amor que habita en la frontera con la muerte, la disolución del sujeto. Ella muere porque ya ha sumado todas las pérdidas, todas las ausencias. Hasta ese hilo que la mantiene unida a la vida llega una suave y sostenida, heroica, brisa de amor incondicional que sin embargo es insuficiente. [+]

Lauren Bacall sin maquillaje

Ni cirugía. Se dejó fotografiar así, con esta libertad de quienes aceptan sin estridencias que van a morir pronto porque ya han hecho todo lo que les dio la gana mientras vivieron. Ni rastro del glamur que conquistó a Bogart y medio mundo, “¿qué hace una chica como tú en un sitio como este?”
Saber envejecer, saber morir: nuestra asignada olvidada en un mundo volcado en la juventud, la salud y la belleza. [+]

Never let me go, el amor verdadero

Nunca me abandones. La ciencia ficción puede ser otra cosa. Sin efectos especiales ni extraterrestres. Puede ser un relato poético y sutil, una historia imposible de amor verdadero como la escrita por Kazuo Ishiguro y llevada al cine por Mark Romanek, y Alex Garland. Una historia desgarradora y al mismo tiempo serena de aceptación de la muerte. [+]

La vida de Adèle, microfísica del poder sexual

No me ha interesado especialmente la historia lésbica ni el realismo de las relaciones sexuales. Un amor hetero podría tener parecidos componentes: dependencia, obsesión, atracción fatal.
Me ha interesado la relación de poder que se establece entre Adèle y Emma porque la relación afectivosexual es expresión de la anterior. Adèle es una chica simple, biológica y culturalmente: le gusta comer, duerme con fruición (cuántos planos cortos nos la muestran en primer plano durmiendo profundamente) y no quiere ser más que una maestra de infantil. No aspira a más. Su vida es amar a Emma. Tan simple e intenso este amor, que cuando no se siente suficientemente atendida busca consuelo en otro. [+]