en más o menos

Tara Lynn

Lynn
Es una de las top model más cotizadas. Talla 48, 84 kilos y una alimentación generosa tras abandonar dietas adelgazantes contra las que acabó rebelándose. Se ha hecho especialmente famosa desde que Elle le dedicase 20 páginas el año pasado elevándola a la categoría de extravagancia glamurosa.
Presentada como ejemplo de un cambio de tendencia (la moda empieza a mirar hacia la realidad y asumirá las tallas grandes en sus colecciones), me parece más bien la confirmación del canon dominante. No he leído una sola referencia a Tania que alabe su mirada o destaque su caminar. Triunfa como rareza, como excepción. Obligada por ello mismo a pasear la etiqueta de gorda. Las curvas, la talla XXL… La heroína de las tallas grandes. Pero desde que Elle la lanzó al estrellato mediático sigo viendo los mismos maniquíes en los escaparates, la misma figurita en las actrices, los mismos huesos en las pasarelas.

deja tu comentario

Comentario