en críticas

Virginia Johnson & Lizzy Caplan

Masters of Sex es Virginia. Todos los seguidores de la serie están enamorados de ella. Una mujer aparentemente frágil e insegura. Separada con dos hijos (¡en aquella época puritana y machista de los 50!). No tiene título universitario que le permita reconocimiento académico y profesional en el estudio que desarrolla con el doctor Masters. Cambia de pareja, duda. Pero cuánto carisma.
Parece que efectivamente la ‘doctora’ (al fin fue psicóloga y profesora) Johnson tenía este don de gentes. Esta capacidad empática que en la serie le lleva a gestionar con cariño y realismo las limitaciones del doctor y de la doctora dePaul. Insegura por fuera, segura por dentro. Quiere su estudio de investigación, quiere su familia, y esta convicción orienta su desbordante existencia. Una fuerza interior que le permite convivir con mentiras, secretos e interrogantes existenciales. Sabe pactar con la realidad y lo hace con discreción.
A esta magnética personalidad Showtime le ha puesto el rostro y el cuerpo de Lizzy Caplan, una actriz apenas conocida y que además ha hecho toda su carrera en la comedia Una recopilación de alguna imágenes suyas chocan con la imagen de mujer voluntariosa y madura que interpreta en la serie. Un acierto de casting, como el que llevó a escoger a Michael Sheen para encarnar al (al menos en la serie) torturado doctor Masters. Un triunfador (ginecólogo de éxito, casado y con un hijo: ¿qué más se necesitaba?) que sin embargo lucha con/contra la vida, las personas, él mismo.
Atracción fatal. No solo profesional (el estudio, siempre el estudio que al fin los hizo famosos), no solo sexual. Sobre todo existencial. Se complementan y estimulan. Él, camino de la autodestrucción. Ella, de la liberación

deja tu comentario

Comentario

  • Contenido relacionado por Etiqueta