en más o menos

Ya no tienes por qué pasar la noche sola, Sofía

Ashley Madison usa Rey y ReinaPara cumplir la ley de paridad, la agencia de contactos que nos escandalizó hace unos meses con aquella valla publicitaria donde aparecían Bill Clinton, Carlos de Inglaterra y el rey Juan Carlos (hicieron mal en no echar mano de un servicio que asegura discreción absoluta), lanza ahora una campaña con doña Sofía como protagonista de una tentadora oferta para mujeres insatisfechas: “Ya no tienes por qué pasar la noche sola”.
Mismos derechos para ambos géneros, siempre y cuando te los puedas pagar: así de democrática es nuestra civilización consumista que no entiende de pedigrís ni privilegios a la hora de cobrar. El dinero es la expresión más neutra de los derechos humanos porque no discrimina por causa de religión, ideología, sexo o raza. Vales cuanto tienes, no importa el origen de tu patrimonio. Sin embargo, algunas instituciones insisten en reivindicar su estatus para no pasar por el aro igualitario, algo que en tiempos de bonanza no creaba mayores conflictos. Como argumentó Matas refiriéndose a los chanchullos amistados con Urdangarín: “era el yerno del rey”. También los banqueros y políticos se llevaban comisiones millonarias con la aprobación de la costumbre.
Hoy ha cambiado el escenario y partidos, monarquía o banca son vistos con sospecha mientras la gente aplaude los intentos de la agencia publicitaria (o juez o fiscal) de turno por rebajar los privilegios de anteayer. No habrá pruebas de paternidad demandadas a Juan Carlos porque el Rey no es responsable de sus actos pero casi nadie entiende ni acepta ni se traga. Ni siquiera juristas de derecha

deja tu comentario

Comentario